Diamérica

Novedades

‘Near field communication’: hacia una evolución dentro de la logística

15 de junio del 2017

Es indudable que en el sector logístico la demanda sea mayor. Miles de opciones tecnológicas se han hecho presentes para optimizar los procesos dentro de la logística, tal es el caso del big data o el internet de las cosas (IoT, su sigla en inglés), que nacen como aliados en la búsqueda de una solución que permita ahorrar tiempos y costos, y así poder obtener mayor productividad y flujo de información para la industria.
De igual modo, la RFID (Radio Frequency Identification) no se queda atrás. Durante años ha sido la compañera ideal en la cadena de suministro. No obstante, las exigencias de la industria han hecho que estos sistemas puedan evolucionar.
En este sentido, desde hace ya un buen tiempo, se ha venido hablando de un sistema tecnológico conocido como la comunicación de campo próximo o near field communication (NFC), el cual, desde el 2003, ha intentado potenciar el desarrollo tecnológico al servicio de las empresas.
Según M. Kerschberger, experto en tecnologías de la información y la comunicación (TIC), en su estudio A survey of safety and security measures, la tecnología near field communication (NFC) puede considerarse como un avance de la RFID, y según el estudio de Hexa Research, se estima que para el 2019 su uso tendrá un crecimiento del 43,5%.
¿Qué es y cómo funciona la NFC?
La NFC es un tipo de tecnología inalámbrica pensada desde sus inicios para teléfonos y dispositivos móviles. Según la ingeniera Elena V. García: “La near field communication es una tecnología inalámbrica de interconexión de dispositivos de corto alcance que surge de combinar la tecnología RFID y la tecnología de interconexión de smart cards, la cual permite realizar una comunicación simple, segura e intuitiva entre dispositivos”.La NFC tiene una característica muy importante: funciona en una banda que no requiere licencias de uso, entre los 13,56 MHz, por lo cual no se ve afectada por ninguna restricción.
“La principal característica que hace que la tecnología NFC sea interesante y atractiva es la compatibilidad con otras tecnologías inalámbricas existentes, como Bluetooth, RFID y wifi. Aunque, a diferencia de estas tecnologías, no está pensada para ser utilizada en una transmisión masiva de datos. Sin embargo, encontramos su punto fuerte en la velocidad de comunicación, ya que está pensada para un intercambio rápido de unos pocos bits de información. Por tanto, podemos decir que es una comunicación casi instantánea, sin necesidad de emparejamiento previo”, explica la ingeniera.
Características de la tecnología NFC
En cualquier escenario, donde sea necesario un intercambio de datos de forma inalámbrica, podrá utilizarse la NFC. La organización NearFieldCommunication. org, que se encarga de la difusión y evolución de esta tecnología en desarrollo, expone algunas de sus características:
• Debido a la corta distancia en la que trabaja, NFC posee cierto rango de seguridad, pues solo se realiza la operación correspondiente si el usuario lo solicita acercando su móvil NFC a otro dispositivo para entablar la comunicación.
• NFC facilita la utilización de las otras tecnologías, como Bluetooth y wifi.
• Ya está preparada para la seguridad que requieren las aplicaciones externas, debido al soporte que ofrece para la protección.
• No se necesita conocer a fondo el funcionamiento del dispositivo, y podría denominarse como tecnología intuitiva, lo cual permite que un mayor número de personas pueda acceder a sus beneficios.
• Es una tecnología abierta y basada en estándares ISO, ECMA y ETSI.
• Es versátil, debido a que puede ser utilizada en un gran número de sitios con diversas aplicaciones.
• Es una tecnología inalámbrica que opera en la banda ISM (Industrial, Scientific and Medical), que no necesita licencia y además, está mundialmente disponible.
• Posee gran alcance y disponibilidad, ya que puede implementarse en cualquier teléfono móvil, el cual no necesariamente debe ser un dispositivo de última generación.
• Facilita la migración al modo electrónico, pues permite funciones de pago o controlar el acceso a lugares sin la necesidad de llaves.
Dentro de la logística, este tipo de tecnología podría jugar un papel muy importante para la automatización de procesos y optimización en toda la cadena de suministro. Asimismo, podría ofrecer una mejor experiencia para el seguimiento de mercancías a través de chips NFC, los cuales transmitirían la información precisa y actualizada de dónde se encuentran contenedores, paquetes y mercancías en un momento determinado.
Funcionamiento
La ingeniera Elena García explica que, al igual que en la tecnología RFID, hay dos modos para que la NFC funcione: “En el modo activo, cada uno de los dispositivos genera su propio campo de radiofrecuencia (RF) para enviar los datos (peer to peer), reconociéndose automáticamente. En el modo pasivo, solamente uno de los dispositivos genera el campo magnético. El que inicia la conexión será el encargado de generar ese campo, permitiendo que el dispositivo de destino aproveche la modulación de carga para transferir datos. Este modo de funcionamiento es muy importante para dispositivos de ahorro de energía, como los teléfonos móviles y PDA, en los que se hace necesario priorizar el uso de la energía”, concluye García.
Seguridad NFC
Varios expertos afirman que la tecnología NFC es segura, puesto que por su corto alcance, hace que sea muy difícil que otro dispositivo interfiera en la conexión y pueda leer los datos, pues prácticamente tendría que estar en el lugar. Por otra parte: “Las aplicaciones deben usar protocolos criptográficos de una capa superior para establecer un canal seguro, como puede ser la SSL”, explica García, reiterando así que los datos viajan seguros entre los dispositivos.
Si bien la tecnología NFC está empezando a ganar terreno dentro del sector logístico por su facilidad de uso, su implementación con mayor regularidad dentro de la cadena de suministro podría generar un gran cambio que proyecte la producción dentro de la industria hacia un concepto clave: la automatización de manera viable.
Su convergencia con las distintas herramientas tecnológicas permite que sea un instrumento práctico y sencillo de utilizar para potenciar los tiempos y costos en el sector logístico. Sin duda es un elemento que está en constante evolución y que proyectará a otros niveles, dentro de poco, la industria logística para su mejoramiento.